¿Cómo aplicar Experiencia de Usuario (UX) para mejorar los productos digitales en periodismo?

Si desarrollas proyectos digitales es probable que estés familiarizado con estas dos letras: UX. User Experience o experiencia de usuario. ¿Qué es y cómo puede ayudar a los periodistas a crear mejores productos para su audiencia?

En este artículo te cuento algunos de sus grandes aportes.

El concepto

Experiencia de Usuario es la que satisface las necesidades del usuario mientras interactúa con un producto, un servicio o una empresa, como bien apuntan en este sustancioso pequeño artículo Don Norman y Jakob Nielsen.

Por lo tanto, la aplicación de UX no se limita únicamente a los productos digitales sino a todo proceso de diseño que involucra la creación de algo que tiene a las personas como su centro de interacción. 

Asimismo, cuando hablamos de diseño no nos referimos solo al gráfico sino a ese el proceso que se sigue para hallar una solución a un problema humano y donde lo estético está en función de la utilidad.

“Hoy en día el término UX se usa erróneamente para decir: soy diseñador de experiencia de usuario porque diseño páginas web o hago aplicaciones. No. Creer que UX es simplemente ese dispositivo, la aplicación o el sitio web, es incorrecto. UX es todo, es la forma en cómo experimentas el mundo, cómo experimentas tu vida, el servicio, o bueno, esa app, pero no solo por ser una app, sino por todo el sistema que la rodea”,
Don Norman
Creador del concepto en Apple, en la década de los 90.

I can get (no) satisfaction

Aclarados los términos y alcances de UX, es hora de hablar de su aplicación, específicamente enfocada en el diseño de productos digitales o aplicaciones de noticias.

La piedra angular para conseguir la mejor UX posible radica en tener contenido de calidad.

Sin contenido de calidad no habrá diseño que salve al proyecto del fracaso. (Suena conocido en la industria de medios de hoy en día, sobre todo entre los que, finalmente, entendieron, que es de los lectores de quienes dependen para sobrevivir).

Ese contenido es fundamental para contestar ¿a qué usuarios está dirigido el proyecto?, ¿por qué será relevante para el ellos?, ¿a cuáles necesidades responderá? Lo anterior implica una profunda investigación, análisis, conceptualización y prototipado de la idea.

Evidentemente, una buena UX no la construye el llanero solitario sino que requiere de las neuronas y entusiasmo de un equipo interdisciplinario comprometido con experimentar e innovar.

Con el contenido, las necesidades y los objetivos claros, es hora de iniciar el proceso de crear la Experiencia de Usuario.  

Para conseguir esa satisfacción final para el usuario, la disciplina de UX se vale de tres grandes componentes

Es muy importante conocer la diferencia entre esos tres componentes, cómo se interrelacionan y la función que cumplen para generar una Experiencia de Usuario memorable, tal y como me lo explicó en una ocasión el ingeniero Freddy Guzmán, con quien tuve la dicha de trabajar hace algún tiempo en proyectos como este:

App: Mi salario en el Gobierno.

Entonces, ¿qué es UI, IA e ID?

La interfaz, (UI), es el medio por el cual los usuarios tendrán su experiencia.

Se trata de elegir adecuadamente la tipografía, los colores, el tipo de botones, el tamaño de letra, el interlineado, etc. que ayudarán al usuario a comprender -casi intuitivamente- lo que ve en la pantalla y cómo usarlo.

Supongamos por un momento que tu contenido rey está compuesto por suculentas frutas, verduras, aceites, condimentos y vinos premium que has elegido meticulosamente.

El tipo de mesa, platos, copas, cubiertos y el mantel que selecciones para servir esa cena es la interfaz.

Seguidamente, debes construir la arquitectura de la información (IA) para determinar cómo organizarás el contenido que presentarás al usuario. Es el andamio que permitirá navegar por la herramienta.

Es como si pusieras en la mesa todos los diferentes tipos de platos que usarás para servir la entrada y el plato fuerte. Los cubiertos, las servilletas y las copas de vino y agua.

Posteriormente, debes diseñar el modo de interacción (ID) que no es más que identificar el camino que el usuario debe seguir y las acciones que debe desarrollar para relacionarse satisfactoriamente con el contenido. Los pasos esenciales para conseguir el resultado.

Siguiendo el ejemplo de la cena, te correspondería colocar cada cosa en su lugar: los cuchillos y las cucharas a la derecha del plato y los tenedores a la izquierda. Los cubiertos más alejados del plato serán los primeros en utilizarse y los de postre estarán ubicados frente al plato.

 

Lo anterior solo por mencionar un tipo de diseño de interacción en la mesa. Así el usuario puede disfrutar de su comida siguiendo un orden lógico de pasos muy instintivos.

Finalmente, debes procurar que la experiencia global sea notable mediante un diseño gráfico atractivo, que no se construya en función del ego del diseñador o del equipo, sino con el usuario como eje de todo el proceso.

En síntesis, una buena UX hace feliz al usuario porque crea un producto con contenido de calidad, usable, útil, intuitivo, que soluciona un problema, se ve bien y es memorable. Algo muy requerido hoy en día en Periodismo.

Que el «I can´t get no satisfaction» solo sea para cantar esa gran canción de Rolling Stones. Que no le ocurra a nuestros lectores. Mi último post con algunas pistas para mejorar la Experiencia de Usuario cuando desarrollamos proyectos periodísticos.

Artículos recomendados

error: Sorry!!

Si continúa utilizando este sitio acepta el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar