Así te afecta el cambio climático

Sector agrícola avanza hacia la descarbonización

Así te afecta el cambio climático

Sector agrícola avanza hacia la descarbonización

Por: Hassel Fallas y María Laura Molina

Análisis, visualización de datos e investigación

2 de mayo de 2022

El sector agrícola es el segundo que más gases de efecto invernadero (GEI) produce en Costa Rica. Solo después del sector de Energía. La agricultura abarca la siembra de alimentos y materiales textiles, así como la domesticación de animales para consumo humano. Estas actividades se traducen en un 20,6 % del total de emisiones de GEI que se producen en el país, según el último Inventario Nacional de GEI.

Los gases que produce el sector son principalmente metano, dióxido de carbono y óxido nitroso y provienen de seis fuentes:

  • Fermentación entérica
  • Gestión estiércol
  • Quema de biomasa
  • Uso de fertilizantes con óxido nitroso
  • Cultivo de arroz
  • Uso de cal.

Según el inventario, de la emisión total del sector, poco más de 62,3 % proviene de la fermentación entérica, seguido por la emisión de óxido nitroso con un 20%. La menor emisión se debe al quemado de biomasa en pastizales con 0,1 % del total del sector.

Si bien, el sector agrícola es el segundo más contaminante, tiene un punto a favor: las fincas agropecuarias absorben carbono por medio de sus árboles. Entonces, por un lado están las vacas que, por su proceso de digestión, emiten metano (fermentación entérica), pero por otro lado, en la misma finca, los árboles capturan carbono.

De hecho, la Ley Forestal fortalece esa captura, ya que en fincas privadas, donde existan espacios cubiertos de bosques, la ley prohíbe cortar árboles y cambiar el uso del suelo, lo que hace que el sector se encamine a un equilibrio entre gases liberados y gases absorbidos.

A pesar de esto, aún hay mucho camino por recorrer. El sector agropecuario, así como todos los demás, necesita reducir sus emisiones para asegurarnos un futuro habitable, ¿Cómo lo está haciendo? Te contamos.

Conceptos clave

  • NAMA: Una NAMA es una Acción de Mitigación Nacionalmente Apropiada (NAMA por sus siglas en inglés), un concepto introducido en la Conferencia de las Partes (COP) en Bali en el 2007 como un medio para los países en desarrollo para indicar las acciones de mitigación que estaban dispuestos a tomar como parte de su contribución a un esfuerzo global.
  • Pastoreo racional: Consiste en la implementación de un sistema de rotación en el pastoreo, mediante la división del potrero en apartos (lotes de terreno) más pequeños de igual tamaño y cambiando al ganado de sección en forma periódica, respetando los tiempos de descanso y ocupación de los forraje. Fuente:
  • Cercas vivas: Considera el establecimiento de cercas para dividir el área de pastoreo mediante árboles y/o arbustos en vez de postes (cercas muertas). Una cerca viva puede estar formada por una especie leñosa o de una combinación de especies leñosas (maderables, frutales, forrajeras u otras), la cual depende de las características de cada finca en particular, así como su propósito. 

Una ganadería baja en emisiones

Te contábamos al principio que una de las fuentes de GEI en el sector agrícola es la fermentación entérica. Esta ocurre cuando en la digestión de los animales, como las vacas, ovejas y cabras, se descomponen los carbohidratos que consumieron y, en esa descomposición, se produce metano, el cual se expulsa por los gases que los animales producen.

De hecho, según el Inventario, la ganadería tanto de leche y carne, como de doble propósito, emitieron en el 2017 un 96,2 % de GEI de la categoría de fermentación entérica. El porcentaje restante corresponde a búfalos de agua, ovejas, cabras, caballos, mulas y cerdos.

Si acercamos la lupa a la ganadería, la producción de carne fue la que mayor cantidad de emisiones presentó de los tres sistemas con un 51,6 %. En segundo lugar, se ubicó el doble propósito con 28,5 %.

  • Metano (CH4): Hidrocarburo, gas de efecto invernadero, producido por la descomposición anaerobia (sin oxígeno) de residuos en vertederos, digestión animal, descomposición de residuos animales, producción y distribución de gas natural y petróleo, producción de carbón, y combustión incompleta de combustibles fósiles.  Fuente: IPCC
  • Óxido Nitroso (N2O): Potente gas de efecto invernadero emitido con el uso de cultivos en tierras, especialmente el uso de fertilizantes , la combustión de combustibles fósiles, la producción de ácido nítrico, y la combustión de biomasa. Fuente: IPCC.

Por otro lado, según Mauricio Chacón, encargado de la Oficina de Acciones Climáticas del  Ministerio de Agricultura y Ganadería, el sector agropecuario es el principal usuario del suelo y puede aportar a la compensación de sus emisiones con el aumento del carbono almacenado en el suelo y esa es una de las direcciones hacia donde apuntan las Acciones de Mitigación Nacionalmente Apropiadas (NAMAs por sus siglas en inglés) de ganadería.

El objetivo general de la NAMA Ganadería es la mitigación de emisiones de GEI por medio de tecnologías “ganar-ganar”, que además de la mitigación, contribuyan a mejorar la productividad de la actividad económica del sector e impulsar la adaptación al cambio climático.

Esta iniciativa fue introducida en la Conferencia de las Partes (COP) en el 2007, como un medio para que los países en desarrollo indicaran las acciones de mitigación que estaban dispuestos a tomar como parte de su contribución a un esfuerzo global.

El pastoreo racional es un ejemplo de las transformaciones que impulsa la NAMA Ganadería en el país desde su creación en el 2013. Este tipo de pastoreo consiste en la división del potrero en fracciones más pequeñas de igual tamaño y en rotar el ganado de forma periódica por cada una de estas fracciones. De esta forma, los animales comen pasto fresco, el cual, según Chacón, hace que se emitan menos gases en el proceso de fermentación entérica.

Otro de los beneficios de este tipo de pastoreo son las cercas vivas, lo que consiste en dividir el área de pastoreo con árboles y arbustos en vez de postes, y así, se incrementa el secuestro de carbono de la finca.

Además, estas acciones permiten mejorar el bienestar del animal, por ejemplo, al tener una finca rodeada de árboles, las vacas pueden encontrar una sombra para refugiarse del sol.

El pastoreo racional también facilita la actividad regenerativa natural del suelo. Según el experto, cuando se concentran los animales en un solo lugar, liberan mucho estiércol en un espacio pequeño, lo que hace que los microorganismos lo descompongan y devuelvan los nutrientes al suelo de forma natural.

A toda esta transformación, Chacón le llama “disrupción”:

“La implementación de estos sistemas productivos además de reducir los GEI y facilitar la adaptación al cambio climático, nos van a permitir acceder a mercados a los cuales antes no teníamos acceso y el consumidor podrá ver la diferencia entre un alimento producido en Costa Rica y otro producido en algún país con condiciones distintas. Eso es hacer una disrupción y sobre esa línea estamos trabajando”.
Mauricio Chacón
Encargado de la Oficina de Acciones Climáticas del Ministerio de Agricultura y Ganadería

Además, según Chacón, en el caso del NAMA Ganadería, la meta del 2014 fue contar con 100 fincas piloto al 2018 y se superó esa cifra al llegar alrededor de 146 fincas. Al día de hoy se cuentan con 1700 fincas registradas que aplican la NAMA.

¿Qué hay de los fertilizantes?

La emisión de óxido nitroso es otra de las fuentes de GEI del sector agricultura. Estas emisiones se producen al aplicar en los terrenos y cultivos fertilizantes nitrogenados, es decir, productos que contienen  nitrógeno o sus derivados, El óxido nitroso también se deriva del nitrógeno liberado en la descomposición de la materia orgánica.

Según el Inventario, el cultivo que más genera GEI debido a la aplicación de estos fertilizantes es la caña de azúcar, seguido del banano, café y  palma africana.

Y para estos productos también se han desarrollado NAMAs. Actualmente, se encuentran en desarrollo las NAMA de caña de azúcar, banano y palma africana y desde el 2013 se creó la NAMA Café.

De hecho, la NAMA Café de Costa Rica es la primera NAMA agrícola del mundo que se está implementando y es un esfuerzo innovador de colaboración entre los sectores público, privado, financiero y académico.

Estas NAMAs enfocadas en cultivo, buscan reducir el uso de fertilizantes, usar agua y energía de manera más eficiente en el procesamiento de los productos y  promover mecanismos financieros para apoyar a los nuevos sistemas agroforestales.

Un ejemplo de estas acciones, explica Chacón, es la siembra de árboles alineados dentro de los cafetales, lo que implica el secuestro de carbono y la regeneración del suelo con la caída de las hojas. 

El uso de fertilizantes nitrogenados protegidos de liberación lenta, es otra de las vías de las NAMAs en cultivos. Estos fertilizantes se liberan a tasas que coinciden mejor con la demanda del cultivo lo que reduce las pérdidas de nitrógeno y la contaminación ambiental.

Otro de los caminos es la agricultura de precisión, la cual es un conjunto de técnicas diseñadas para optimizar el uso de los insumos agrícolas como semillas, agroquímicos y fertilizantes. Esto implica, por ejemplo, dejar de utilizar aviones y drones para esparcir los aplicar químicos. Lo anterior se traduce en una aplicación localizada con la cantidad correcta de insumos, en el momento adecuado y en el lugar exacto.

Al aplicar este tipo de agricultura, se reduce primero, el combustible que utilizan las avionetas, así como las emisiones asociadas al uso de agroquímicos.

Según Chacón, se espera ejecutar los planes pilotos de las NAMAS de banano, palma africana y caña de azúcar entre el 2022 y 2024.

Otras fuentes de emisión 

Como te mencionamos al inicio, las emisiones de GEI del sector agricultura son seis. Ya te contamos sobre la fermentación entérica y el uso de fertilizantes nitrogenados, principales emisores del sector. Pero ¿qué hay del resto?

 Con respecto a la gestión de estiércol, en esta categoría se cuantifica la emisión de metano producto de la descomposición de la materia orgánica del estiércol de ganado durante su manejo.

De hecho, del metano que se produce por la gestión de estiércol, el ganado de carne es el que más aporta con un 31,3% del total de esta categoría. Esto se debe a que la producción de carne es el sistema que más población animal posee. 

Otra de las fuentes de emisiones de GEI del sector agricultura es la quema de biomasa. Esta quema se da para eliminar residuos de cosecha y malezas, y en casos muy específicos, para facilitar la cosecha y preparación del terreno para el siguiente ciclo de cultivo, lo que libera dióxido de carbono,  metano y óxido nitroso.

Por ejemplo, en los sistemas de producción de los cultivos anuales, una de las prácticas utilizadas por los agricultores es alternar los terrenos que utilizan para sembrar. Esta alternancia implica que una fracción de los terrenos se dejan en descanso, y en consecuencia no son utilizados para la siembra de cultivos. 

Durante este lapso, en esos terrenos crece gran variedad de plantas que, dependiendo del tiempo de descanso, se transforman en charral. Cuando estos terrenos van a ser utilizados nuevamente para el cultivo, la vegetación es cortada y en ocasiones quemada, lo que genera la emisión de GEI.

En Costa Rica, uno de los sectores que más utiliza el quemado es el cultivo de la caña de azúcar, debido a las facilidades que produce para poder realizar la cosecha de manera manual.

Otra de las fuentes productoras de GEI en el sector agrícola es el cultivo de arroz . El metano en el cultivo de este grano, se produce por la degradación de la materia orgánica en ausencia de oxígeno por medio de bacterias. En este sistema de producción, el cultivo permanece inundado en agua por un largo periodo y es durante esta etapa donde se genera y libera el metano. 

Por último, se encuentra el encalado o uso de cal. Este se emplea para reducir la acidez del suelo y mejorar el crecimiento de los cultivos, especialmente en tierras agrícolas. Las emisiones suceden cuando el uso de cal libera bicarbonato, lo que se convierte en dióxido de carbono y agua.

Sobre los gráficos

Esta semana, entre los gráficos destaca uno de área, que es un gráfico de líneas en el que el área entre la línea y el eje aparece sombreada con un color. Estos gráficos normalmente se usan para representar los totales acumulados a lo largo del tiempo y son la forma convencional de visualizar líneas apiladas.

Los datos dicen +

Emisiones por uso de fertilizantes en frutas y palma africana son las que más incrementaron. El gráfico muestra el cambio, absoluto y porcentual, en la cantidad de emisiones de CO2 equivalente en Giga gramos (mil toneladas) debido a la aplicación de fertilizantes nitrogenados. Los cambios al alza pueden deberse a aumentos en las áreas sembradas.

Nota: Los datos utilizados en esta publicación proceden de fuentes oficiales del propio país o han sido suministrados por el mismo país a organismos internacionales. Como suele suceder con la información estadística puede haber algunas variaciones entre las cifras aquí publicadas y la emitida por otras fuentes. 

Todos los derechos reservados

2022

(Los artículos de La Data Cuenta son propiedad de su autora, Hassel Fallas. Si desea reproducirlos o hacer referencia a ellos, por favor cite la fuente original y vincule el link a su publicación).

Periodismo independiente basado en datos desde 2013

Para consultas o remitir información, escriba a: hassel@ladatacuenta.com

error: No se puede descargar

Si continúa utilizando este sitio acepta el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar