Así te afecta el cambio climático

Economía circular: un camino para explorar la descarbonización de residuos

Así te afecta el cambio climático

Economía circular: un camino para explorar la descarbonización de residuos

Por: Hassel Fallas y María Laura Molina

Análisis, visualización de datos e investigación

11 de abril de 2022

Un sistema para poner fin al desperdicio

¿No te suena ilógico que el mundo produzca cosas para luego desecharlas y enterrarlas? Un proceso lineal que nos está pasando la factura, agotando los recursos naturales y empeorando el cambio climático. 

Sin duda, todas y todos tenemos mucho trabajo por hacer, especialmente si queremos disminuir los gases de efecto invernadero (GEI) que emitimos y evitar que el cambio climático siga haciendo de las suyas. Pero ¿es viable y rentable tener un sistema de producción que no genere mares de residuos? Te contamos sobre una opción que está creciendo alrededor del mundo: la economía circular.

La economía circular, busca ponerle fin a ese sistema lineal donde se produce materia prima a partir de recursos naturales, se fabrica el producto, se compra, se utiliza y por último, se desecha.

Además de ponerle fin a ese ciclo pernicioso, la economía circular, también evita el desperdicio rápido de los productos y promueve aprovechar sus materiales en todos los procesos. El objetivo final es que en los rellenos sanitarios acabe la menor cantidad posible de residuos, porque el mejor residuo es el que no se genera.

De hecho, según un reciente informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, la economía circular podría reducir entre un 80 y un 99% los desechos industriales en algunos sectores. Como efecto colateral, también podría disminuir entre un 79 y un 99% de las emisiones de GEI.

Darles más oportunidades a los productos

La economía circular implica cambios integrales en las industrias. Un estudio hecho para Costa Rica, por el Centro de Análisis de Ciclo de Vida y Diseño Sostenible, sugiere una serie de acciones para encaminar al país hacia la economía circular, en la siguiente infografía, te las resumimos.

Conceptos clave

  • Economía circular: Esta tipo de economía tiene como objetivo que el valor de los productos, los materiales y los recursos, se mantenga en la economía durante el mayor tiempo posible, que se reduzca al mínimo la generación de residuos y que los productos se reintegren repetidamente en el ciclo productivo creando valor cuando los bienes llegan al final de su vida útil. Fuente: Departamento de Medio Ambiente del País Vasco.
  • Compostaje:  Proceso natural de descomposición de materiales orgánicos que se pueden reincorporar como abono orgánico para facilitar la regeneración natural de nuestros suelos, dándole valor agregado a un recurso que de otra manera se entierra en rellenos sanitarios, generando costos, dificultades extraordinarias para los procesos del relleno y, adicionalmente, emisiones de gases de efecto invernadero. Fuente: l Plan Nacional de Compostaje

Sumar voluntades para avanzar

Además de reducir las emisiones de GEI e impulsar el uso eficiente de recursos, la economía circular también posee beneficios económicos, como son la reducción de costos y el desarrollo de nuevos modelos de negocios. En términos de beneficios sociales, destacan la generación de empleos y la mejora de la movilidad, así lo plantea la Guía para Facilitar la Transición hacia una Economía Circular desde los Gobiernos Locales.

“Lo que se necesita para que exista la economía circular es que haya un Estado inteligente que la entienda y que ponga no sólo obligaciones, sino que disponga de recursos económicos para estimular la transición hacia ella de distintos sectores”, afirma Jorge Polimeni, secretario técnico del Consejo Nacional Ambiental.

Por su parte, Silvia Soto, doctora en Ciencias Ambientales y especialista en manejo de residuos sólidos, concuerda con Polimeni y considera que, para llegar a la economía circular, necesitamos inversión, educación, tecnología y tiempo.

“Para tener una buena economía circular necesitamos una buena inversión del Estado, hay que poner dinero y tiempo, no se trata de que, de la noche a la mañana, vamos a transformar la economía. Además, necesitamos mucha educación y buscar las mejores opciones tecnológicas”
Silvia Soto
Doctora en Ciencias Ambientales y especialista en manejo de residuos sólidos

Conceptos clave

 

  • Aguas residuales: son aquellas aguas provenientes de actividades domésticas, industriales, agrícolas,  comerciales que por el uso que se le dió, contienen materia orgánica y otras sustancias químicas que alteran su estado original. Fuente AYA
  • Biogás: el biogás es una mezcla de gases, compuesto principalmente por metano y dióxido de carbono producto de la descomposición de desechos orgánicos que puede funcionar como una fuente de energía.. Fuente: Asobiogás

Además, para Polimeni, Costa Rica todavía tiene mucho que recorrer para llegar a una economía circular eficiente y real. Sin embargo, un ejemplo que puede acercarse a este modelo, es el proceso de transformación que se produjo con la broza del café.

Polimeni relata que la broza del café, que solía desecharse en los ríos produciendo malos olores y contaminación, ahora se convierte en abono orgánico que los propios beneficios de café pueden reutilizar y vender.

¿Qué hacemos mientras tanto?

Mientras trabajamos y exigimos el cambio estructural que la economía circular trae, la experta en manejo de residuos, Silvia Soto, considera que hay tres caminos por los cuales debemos avanzar para acercarnos a la descarbonización del sector de residuos:

  • Educación: Trabajar con escuelas, colegios y  personas que en sus casas tengan la capacidad de separar y tratar los residuos. Con solo tratar los residuos orgánicos, podríamos llegar a reducir un 50% las emisiones de GEI que van a relleno sanitario.
  • Rellenos sanitarios: Es necesario una transformación de los rellenos sanitarios a sistemas de quemadores activos, donde se recolectan  gases como el CO2 y se pase a un estado sólido y así, no lleguen a la atmósfera.
 
  • Composteras municipales: Son necesarias las grandes composteras municipales, destinadas para que los restaurantes,  grandes poblaciones y la  agroindustria dispongan de residuos orgánicos que puedan transformarse en abono orgánico. 

Composición de los residuos sólidos por país

El componente primordial de los residuos sólidos en Costa Rica son los orgánicos, o residuos de comida. Sin embargo, ese porcentaje varía entre países, tal y como permite descubrirlo la siguiente infografía interactiva,

Otras consideraciones políticas y económicas

Además de todos los factores ya mencionados, para Soto convergen otros como los políticos, económicos y culturales.

Con respecto a los temas económicos, Soto afirma que el reciclaje depende mucho del valor que el mercado mundial le esté dando a los materiales. Por ejemplo, explica que cuando el precio del petróleo sube, también lo hace el reciclaje de plástico, porque el plástico virgen se vuelve muy caro.

En el segundo factor, el político, Soto comenta que hay toda una negociación alrededor de las empresas encargadas del transporte, la recolección y el tratamiento de los residuos: “Lo cual no está mal, todo el mundo tiene derecho a vivir de algo, pero el modelo de estas empresas está enfocado en el volumen, no en disminuir la cantidad de residuos porque, de lo contrario, tener un relleno sanitario no le es rentable.”

Por último, pero no menos importante, la cultura. En Costa Rica, no estamos exigiendo una gestión responsable de los residuos, agrega Soto. Si bien tenemos una serie de avances significativos, aún nos falta mucho por concientizar y decir: “no me voy a comprar este material porque contamina y no sé cómo procesar ese desecho”. 

Con base en esto, está claro que, si bien nuestras decisiones tienen un gran peso, también lo tienen los entes políticos y económicos, por eso es fundamental que, desde  nuestros lugares, exijamos una gestión responsable de los residuos.

Sobre los gráficos

El gráfico 2, sobre la composición de los residuos por país, es uno de tipo mapa de árbol. Los mapas de árbol son una alternativa para visualizar la estructura jerárquica de un diagrama de árbol mientras que también muestra las cantidades para cada categoría por medio del tamaño del área. 

Para conocer más sobre este tipo de gráfico y otros, te recomendamos visitar El catálogo de la visualización de datos

Los datos dicen +

Los datos del Banco Mundial para porcentajes de reciclaje difieren entre países: Los más actuales son de 2017 y los más antiguos de 2005. Para Costa Rica se usó el dato de 2014 de la Contraloría General de la República, equivalente a 1,26%. Sin embargo, en 2021, la CGR actualizó la información que para el año 2020 equivale a 12%.

Nota: Los datos utilizados en esta publicación proceden de fuentes oficiales del propio país o han sido suministrados por el mismo país a organismos internacionales. Como suele suceder con la información estadística puede haber algunas variaciones entre las cifras aquí publicadas y la emitida por otras fuentes. 

Todos los derechos reservados

2022

(Los artículos de La Data Cuenta son propiedad de su autora, Hassel Fallas. Si desea reproducirlos o hacer referencia a ellos, por favor cite la fuente original y vincule el enlace a su publicación).

Periodismo independiente basado en datos desde 2013

Para consultas o remitir información, escriba a: hassel@ladatacuenta.com

error: No se puede descargar

Si continúa utilizando este sitio acepta el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar