Segunda ronda electoral, presenta:

Buscando a los
abstencionistas


Protagonistas:
José María Figueres y Rodrigo Chaves

Próximo 3 de abril de 2022 en Costa Rica

Hassel Fallas

Hassel Fallas

Análisis y visualización de datos

Hassel Fallas

Hassel Fallas

Análisis y visualización de datos

En dos de tres balotajes el abstencionismo subió considerablemente

En dos de tres balotajes el abstencionismo subió considerablemente

Si las elecciones de Costa Rica fuesen una saga cinematográfica, el 3 de abril veremos la cuarta secuela de la historia de las segundas rondas electorales para elegir presidente.

Una secuela donde el vértigo del abstencionismo subió de nivel porque, de casi 3 millones de personas, solo tres de cada cinco votaron. Las otras dos de cada 5 no encontraron motivos para hacerlo. En total, 1,2 millones de costarricenses no votaron: un 40% o la cifra más alta hasta ahora registrada en esta democracia.

Para este cuarto rodaje del balotaje, los protagonistas son José María Figueres (PLN) y Rodrigo Chaves (PSD), quienes tienen el reto de aumentar su taquilla de votos.

Un camino para conseguirlo sería convencer a estos 1,2 millones de abstencionistas -o al menos a una buena parte de ellos- de ir a las urnas el primer domingo de abril. Sin embargo, esa tarea se vislumbra titánica a la luz de los datos arrojados en las otras tres ocasiones en que Costa Rica definió la Presidencia de la República en segunda vuelta electoral.

Según datos de Tribunal Supremo de Elecciones, en 2002 -cuando por primera vez en la historia del país la presidencia se disputó en segunda vuelta electoral entre Abel Pacheco (PUSC) y Rolando Araya (PLN) – el abstencionismo subió en 9 puntos porcentuales entre la primera y la segunda ronda. En febrero, el porcentaje de no sufragantes fue de 31% y en abril subió a 40%.

Algo similar pasó en 2014, cuando Luis Guillermo Solís (PAC) ganó la presidencia a Johnny Araya (PLN) en un balotaje marcado por un 43% de abstencionismo, 11 puntos porcentuales por arriba del registrado en la primera ronda electoral (32%).

Hasta ahora, solamente en 2018, el abstencionismo de la segunda ronda fue menor (1 punto porcentual) al contabilizado en la primera vuelta electoral.

Con este panorama, La Data Cuenta presenta un análisis de datos sobre los niveles de abstencionismo registrados en los 488 distritos del país, dividiéndolos según la cantidad de votantes empadronados:

Distritos:

  • Grandes : Con entre 15 mil y 41 mil votantes
  • Medianos: Con más de 7 mil y menos de 15 mil
  • Pequeños: Con más de 2 mil y menos de 7 mil
  • Muy pequeños: Menos de 2 mil votantes

La información utilizada procede del Tribunal Supremo de Elecciones, en el corte #23 del 7 de febrero de 2022 a las 9:00 a.m.

Primera escena: La apatía se entroniza en comunidades costeras y fronterizas

Primera escena: La apatía reina en comunidades costeras y fronterizas

En las elecciones del 6 de febrero de 2022, los habitantes de 44 distritos costeros y fronterizos fueron quienes menos razones encontraron para votar. En estas comunidades, el abstencionismo rondó entre el 53% y el 65%.

En la mayoría de estos distritos costeros y fronterizos, la cantidad de votantes empadronados es pequeña. Sin embargo, si todos los 198 mil costarricenses que estaban registrados en esos 44 lugares hubiesen ido a votar, el abstencionismo hubiese sido cercano al 36% y no al 40%. Pero votaron apenas un poco más de 86.000 personas.

En otros 128 distritos, el abstencionismo rondó entre el 42% y el 52%. Había 751 mil personas convocadas a las urnas, pero solo asistieron, 392 mil; un poco más de la mitad. Entre estos 128 distritos, hay 12 donde la cantidad de sufragantes es grande. Es decir, el padrón electoral está conformado por entre 15 mil y 41 mil personas.

Finalmente, en 262 distritos no votó entre el 41% y el 30% de la población. Casi 1,75 millones de personas estaban empadronadas y solo visitaron los recintos electorales casi 1,12 millones. Mientras que, únicamente en 54 distritos, el abstencionismo osciló entre 29% y 18%. En esos lugares habían empadronadas 281 mil personas y votaron 202 mil. Siendo las comunidades zarcereñas de Las Brisas (18%) y Zapote (20%) donde menos gente se abstuvo de ir a las urnas. 

La sombra del abstencionismo

Finalmente, en 262 distritos no votó entre el 41% y el 30% de la población. Casi 1,75 millones de personas estaban empadronadas y solo visitaron los recintos electorales casi 1,12 millones. Mientras que, únicamente en 54 distritos, el abstencionismo osciló entre 29% y 18%. En esos lugares habían empadronadas 281 mil personas y votaron 202 mil.  Siendo las comunidades zarcereñas de Las Brisas (18%) y Zapote (20%) donde menos gente se abstuvo de ir a las urnas. 

En la mayoría de estos distritos costeros y fronterizos, la cantidad de votantes empadronados es pequeña. Sin embargo, si todos los 198 mil costarricenses que estaban registrados en esos 44 lugares hubiesen ido a votar, el abstencionismo hubiese sido cercano al 36% y no al 40%. Pero votaron apenas un poco más de 86.000 personas.

En otros 128 distritos, el abstencionismo rondó entre el 42% y el 52%. Había 751 mil personas convocadas a las urnas, pero solo asistieron, 392 mil; un poco más de la mitad. Entre estos 128 distritos, hay 12 donde la cantidad de sufragantes es grande. Es decir, el padrón electoral está conformado por entre 15 mil y 41 mil personas.

Segunda escena: En Limón, el distrito con más electores, la mitad no votó

Segunda escena: En Limón, el distrito con más electores, la mitad no votó

En Costa Rica, hay 45 distritos donde la cantidad de personas empadronadas oscila entre 15 mil y 41 mil. Todos esos territorios aglutinan a más de 1 millón de votantes (35% del padrón nacional).

No obstante, en esas comunidades, 397 mil costarricenses no fueron a votar. Las ausencias más significativas son las que suman seis distritos grandes, donde se inhibieron casi 97 mil personas, equivalentes a una cuarta parte del total de abstencionistas registrados en todos los distritos grandes. El  más grande de todos esos distritos es el de Limón, en la provincia del mismo nombre, donde más de 21 mil personas no emitieron su voto.   

En la tabla adjunta puede ver el desglose de votantes empadronados y el porcentaje de abstencionismo para cada uno de esos seis distritos grandes.

En cuanto a los 91 distritos medianos -con entre 7 mil y 14.990 empadronados- allí se concentra otro 30% de los votantes de Costa Rica. Ese 30% es equivalente a casi 900 mil sufragantes. De ellos, solo 541 mil asistieron a las juntas electorales.

De los restantes 351 mil que no ejercieron el voto, una significativa porción -11%- se concentró en los seis distritos medianos con más votantes registrados, tal y como muestra la tabla a continuación.

Por su parte, en los 219 distritos pequeños -con entre 2 mil y 6.900 empadronados- no se emitieron otros 362 mil votos de los más de 905 mil posibles. El distrito pequeño con el abstencionismo más significativo es el de Alajuelita (39%). Allí podían votar 9000 personas, pero solo lo hicieron 5.500. Los distritos pequeños conforman otro 30% del padrón electoral de Costa Rica.

Sin spoiler, solo datos. El rendimiento del PLN y el PSD, según tamaño de distrito

Sin spoiler, solo datos. El rendimiento del PLN y el PSD, según tamaño de distrito

La siguiente infografía interactiva permite consultar la relación entre el tamaño del padrón electoral por distrito y la cantidad de abstencionismo que hubo en cada comunidad durante las elecciones del 6 de febrero de 2022. Puede ver los resultados para todos los distritos o elegir los que forman parte de un cantón en específico. En el panel de la derecha se despliegan los resultados obtenidos por Rodrigo Chaves y José María Figueres: votos recibidos, según clasificación de tamaño de los distritos y el porcentaje que esos votos significan del padrón total de votantes.  

"Todo sobre mis votantes"

"Todo sobre mis votantes"

Los siguientes dos mapas resumen la distribución geográfica distrital de la fuerza del voto que obtuvieron tanto José María Figueres (PLN) como Rodrigo Chaves (PSD) el 6 de febrero de 2022.

  • En 84 de los 488 distritos de Costa Rica, el PLN consiguió superar el respaldo del 36% de los votos válidos. En Patio de Agua del Guarco de Cartago, el PLN fue la opción del 60% de los sufragantes.
  • Las provincias donde hubo más distritos donde el apoyo osciló entre el 36% y el 60%, destacan: San José, Guanacaste y Cartago.
  • Por el contrario, en Limón, el respaldo del voto por el PLN fue el más bajo. En 17 de sus 30 distritos fue inferior al 22%. También en Puntarenas, el PLN recibió bajo apoyo en una cuarta parte de los distritos (16 de 60)

El voto por Liberación Nacional

En 84 de los 488 distritos de Costa Rica, el PLN consiguió superar el respaldo del 36% de los votos válidos. En Patio de Agua del Guarco de Cartago, el PLN fue la opción del 60% de los sufragantes.

Las provincias donde hubo más distritos donde el apoyo osciló entre el 36% y el 60%, destacan: San José, Guanacaste y Cartago.

Por el contrario, en Limón, el respaldo del voto por el PLN fue el más bajo. En 17 de sus 30 distritos fue inferior al 22%. También en Puntarenas, el PLN recibió bajo apoyo en una cuarta parte de los distritos (16 de 60)

  • En cuanto al partido de Rodrigo Chaves, un alto respaldo se dio en 47 distritos donde cosechó entre el 24% y el 46% de los votos válidos emitidos.
  • Los distritos donde Chaves consiguió alto apoyo están, principalmente en Alajuela. En 31 de sus 116 distritos (27%) los votantes se inclinaron por él con entre el 24% y el 46% de los sufragios válidos. Mientras en otros 78 distritos el soporte fluctuó entre el 13% y el 23%.
  • En los distritos de la provincia de Limón, el PSD no tuvo mayor recepción. En 22 de sus 30 distritos el apoyo fue menor al 12%.

Los simpatizantes del PSD

En cuanto al partido de Rodrigo Chaves, un alto respaldo se dio en 47 distritos donde cosechó entre el 24% y el 46% de los votos válidos emitidos.

 

Los distritos donde Chaves consiguió alto apoyo están, principalmente en Alajuela. En 31 de sus 116 distritos (27%) los votantes se inclinaron por él con entre el 24% y el 46% de los sufragios válidos. Mientras en otros 78 distritos el soporte fluctuó entre el 13% y el 23%.

 

En los distritos de la provincia de Limón, el PSD no tuvo mayor recepción. En 22 de sus 30 distritos el apoyo fue menor al 12%.

Tercera escena: Búsqueda implacable de votantes de otros partidos

Tercera escena: Búsqueda implacable de votantes de otros partidos

Si la estrategia de apelar a los abstencionistas resultara extenuante para el PLN y el PSD, entonces siempre se puede recurrir a las personas que sí fueron a votar en la primera ronda, pero por otros partidos políticos.

Se trata, primordialmente, de un caudal de 713 mil sufragios que en conjunto recibieron: el partido Nueva República (267 mil), PUSC (224 mil) y Liberal Progresista (222 mil). ¿En qué distritos se concentraron esos votos hacia los que tendrían que mirar el PLN y el PSD? Los siguientes mapas permiten verlo en detalle.

Nueva República: Su caudal electoral está en Limón. En 28 de sus 30 distritos, Nueva República conquistó entre el 23% y el 45% de los votos válidos. Casi 87.500 sufragios (una tercera parte del total recibido por el partido). Después está Puntarenas donde casi dos terceras partes de sus 60 distritos dieron un fuerte respaldo a Fabricio Alvarado.

En cuanto a la Unidad Social Cristiana, Lineth Saborío logró su mayor apoyo en una cuarta parte de los 30 distritos limonenses que le otorgaron entre el 23% y el 41% de los votos válidos.

Finalmente, el Partido Liberal Progresista tuvo mayor base de votantes en la Gran Área Metropolitana. Destacando San Rafael de Escazú, Pozos de Santa Ana y Sánchez de Curridabat como los tres distritos donde superó el 30% de los sufragios válidos. También destacan tres distritos guanacastecos sonde el PLP se hizo con más del 10% de los votos: Mogote (Bagaces), Tamarindo (Santa Cruz) y Nosara (Nicoya).

La última escena de la cuarta secuela de la segunda vuelta electoral en Costa Rica es un acertijo cuya respuesta estará disponible a partir del 4 de abril de 2022 y se extenderá hasta el 8 de mayo de 2026. Quizá, para ese año, los costarricenses ya no volvamos a estar al borde de un ataque de nervios…  

 

Lea más:

Todos los derechos reservados

2022

(Los artículos de La Data Cuenta son propiedad de su autora, Hassel Fallas. Si desea reproducirlos o hacer referencia a ellos, por favor cite la fuente original y vincule el link a su publicación).

Periodismo independiente basado en datos desde 2013

Para consultas o remitir información, escriba a: hassel@ladatacuenta.com

error: No se puede descargar

Si continúa utilizando este sitio acepta el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar