Madres adolescentes

Maternidad a destiempo

Maternidad a destiempo

En Costa Rica, cada vez son menos las madres menores de 19 años. El país ha conseguido la baja histórica más significativa gracias a una provincia en particular. En ella disminuyó, en casi la mitad, la cantidad de jóvenes que dieron a luz entre inicios de este siglo y el año pasado.

Continuar

Publicado: 16 de octubre de 2018 | Por Hassel Fallas.

Limón registra la mayor caída en embarazo adolescente

La provincia costera es la que más impacto tuvo en el logro país de reducir la maternidad precoz. A nivel nacional, el indicador pasó de 42 de cada 1.000 jovencitas a 27 entre el año 2000 y el pasado, según un análisis de La Data Cuenta.

Limón registra la mayor caída en embarazo adolescente

La provincia costera es la que más impacto tuvo en el logro país de reducir la maternidad precoz. A nivel nacional, el indicador pasó de 42 de cada 1.000 jovencitas a 27 entre el año 2000 y el pasado, según un análisis de La Data Cuenta.

Actualmente, menos jóvenes de esa provincia son madres La cifra, por cada mil, descendió casi a la mitad entre el año 2000 y el pasado.

0
De cada 1.000
0
De cada 1.000
0
De cada 1.000
0
De cada 1.000

2000

2005

2011

2017

0
De cada 1.000 (2000)
0
De cada 1.000 (2005)
0
De cada 1.000 (2011)
0
De cada 1.000 (2017)

¿Cómo sucedió?

A los 314 alumnos del colegio de Pacuare, en Limón centro, la directora y sus docentes les hablan con franqueza: tener un bebé en la adolescencia frustra las metas y complica la posibilidad de mejorar su futuro económico y social. 

A los estudiantes los confrontan con el espejo de sus propias familias, donde en no pocos casos, las madres son la cabeza del hogar. Viven en la provincia de Costa Rica donde las familias en pobreza son casi una tercera parte del total, la segunda cifra más elevada del país.

Además, el Índice de Desarrollo Humano de la región Caribe es el más bajo a nivel nacional: 69/100. Eso significa que las probabilidades de esos muchachos para elevar su calidad de vida, educarse y acceder a una buena salud son inferiores a las del resto del país. 

“El colegio es una de sus oportunidades, o la única que tienen, para cambiar sus vidas. Dense la oportunidad de avanzar y de cuidarse integralmente. Si ustedes se embarazan cortarán sus sueños y su meta de prosperar”
Patricia Pinnock
Directora del Colegio de Pacuare de Limón

Esa consigna la repite Pinnock constantemente a los jóvenes bajo su tutela. La apertura del colegio de Pacuare, para hablar de educación sexual y para la vida, se replica en otros centros educativos de la región Caribe. 

Ese factor, sumado a formas más amigables para atender las inquietudes de los adolescentes en los centros médicos, ha traído cambios positivos en la provincia de Limón.

En todos sus seis cantones la maternidad joven descendió el año pasado en una proporción de 27 casos por cada mil, considerando que en el año 2000 se registraron 64 embarazos por cada mil adolescentes menores de 19 años. En ninguna otra provincia costarricense la disminución fue tan significativa como en Limón.

Los datos se desprenden de un análisis hecho por la Data Cuenta a los registros de nacimientos -por edad y cantón de residencia de la madre- entre el año 2000 y el 2017, extraídos del Instituto de Estadística y Censos.

Entre tanto, en Heredia, este tipo de embarazos bajaron en 21 casos por cada 1.000, primordialmente impulsado por el cambio en Sarapiquí – su cantón fronterizo con Nicaragua –. Mientras en Alajuela, Guanacaste y Puntarenas la merma fue de casi 16. Finalmente, en San José alcanzó a reducirse en 13 casos y en Cartago en 10.

El logro de las adolescentes limonenses es el que más impacto tuvo para que la tasa de maternidad precoz del país tuviera su baja histórica más relevante en casi dos décadas.

El indicador pasó – entre 2000 y 2017- de 42 a 27 embarazos por cada 1.000 muchachas. La brecha que separaba a Limón de la cifra nacional descendió a la mitad.

“En muchos colegios los papás han estado recelosos con la educación sexual, pero hay que abordar el tema. Cada vez son más los muchachos que inician la actividad sexual temprana y deben tener la información necesaria para prevenir embarazos y también enfermedades. Nuestra metodología es la de equidad de género, de responsabilidad y maternidad compartida para el futuro. Los empoderamos y combatimos estereotipos”
Ariana Hütt Fernández
Coordinadora de comunicación, Fundación Acción Joven

Acción Joven es una fundación privada que desde 2006 apoya a los estudiantes de secundaria para prevenir su exclusión del sistema, fomenta su inserción laboral y la prevención de la violencia.

Su trabajo se enfoca en atender a 18 colegios de alta vulnerabilidad social y prioridad en el país; cuatro de ellos están en Limón: el de Pacuare, el Liceo de Cariari y los Colegios Técnicos Profesionales de Limón y Guácimo.

Sus psicólogos o trabajadores sociales están a tiempo completo en cada centro educativo y dedican 80 minutos semanales para ir, aula por aula, escuchar las inquietudes de los jóvenes sobre sexo y cualquier otro tema. Los orientan para buscar y aplicar soluciones.

Además de este tipo de soporte educativo, en la merma de la maternidad adolescente en Limón ha contribuido un programa médico para mejorar la atención de las adolescentes de la zona Atlántica.

El proyecto Mesoamérica, que implementa la Caja Costarricense del Seguro Social desde inicios de 2015 en 124 Equipos Básicos de Atención Integral en Salud (Ebáis) de la región Caribe y del Sur del país, extendió los horarios, se enfocó en la consejería para generar confianza y la capacitación para que los adolescentes puedan tomar mejores decisiones sobre su salud sexual.

Nineth Alarcón Alba, del Programa de Atención Integral del Adolescente de la Caja, comentó que la meta es disminuir mucho más la cifra de embarazos precoces, prevenir que se trunquen los proyectos de vida de las jóvenes y evitar que sufran enfermedades de transmisión sexual.

Ese tipo de atención especializada en adolescentes también se aplica en las regiones Chorotega, Pacífico y Central, Huetar Norte y llegará en el corto plazo a la región central, promete la Caja.8

Los diez cantones que más redujeron la tasa

Este gráfico resalta los lugares donde ha sido más notable y constante la reducción del embarazo precoz en menores de 19 años. El número debajo de cada gráfica muestra en cuánto bajó, el año pasado, el indicador por cada 1000 adolescentes. El año base de comparación es 2000.

Camino por andar

Aunque las adolescentes limonenses son menos propensas hoy a la maternidad a destiempo, la provincia todavía tiene la tasa más alta de todo el país: 37 de cada 1.000. Principalmente, porque el indicador sigue elevado en Talamanca y el cantón central de la provincia, pese a ser dos de las zonas donde más se aplaude la baja de estos embarazos.

Tener un bebé es una de las causas que aleja a las jóvenes de las aulas. Tres de cada 50 mujeres entre 15 y 17 años (6%) dejó la secundaria por esa causa, según la Encuesta Nacional de Hogares del 2017.

Patricia Pinnock, directora del Colegio de Pacuare, afirma que cuando una de sus alumnas enfrenta esa situación, el centro busca, por todos los medios, que continúe estudiando.

Recientemente, le ocurrió a una estudiante de octavo año. A inicios del curso, la directora y otros docentes se reunieron con su mamá para crear un plan de atención a la muchacha. Hablaron con sus compañeros de salón y fueron estrictos en que se le apoyara y no se tolerara ninguna discriminación.

La adolescente asistió a lecciones hasta cuatro días antes del parto. Desde entonces, sus profesores le han preparado materiales especiales, que le entregan a su madre, con la intención de que la joven gane el año y siga avanzando hasta terminar la secundaria.

“Lo principal es el apoyo de la familia. Luego negociar con la muchacha para que siga adelante. Si eso se logra, un orientador debe llevarla de la mano para darle soporte porque un embarazo a esa edad la afectará mucho emocional y físicamente”, añade Hutt.

En esa institución también están atentos  a cualquier señal de vínculos impropios entre adultos y menores de edad. En Costa Rica, la ley 9.406  -vigente desde enero de 2017- castiga con cárcel las relaciones sexuales de ese tipo.

Dos de cada siete menores de edad que dieron a luz el año pasado (1.301), reportaron que el padre del bebé era mayor de edad. Sin embargo, en siete de cada 10 casos (3.097) el padre no fue declarado o se desconocía su edad.

Embarazo adolescente, ¿dónde es más grave?

Este gráfico ordena los cantones con la tasa más alta y más baja de embarazo precoz entre 2017 y 2012. Use las flechas para comparar años

El análisis hecho para esta publicación encontró que el único cantón donde se acrecentó la cantidad de adolescentes madres es Zarcero. Allí se duplicó la cantidad por cada 1.000 entre los años 2000 y 2017. La tasa pasó de 23 a 45 adolescentes.

En términos generales, la tasa de madres adolescentes en Costa Rica es de 27 por cada 1.000. En Latinoamérica, en contraste es de 66 por cada 1.000, siendo más grave en Guatemala, Nicaragua, Panamá y República Dominicana, según datos de la Organización Panamericana de la Salud y de los Fondos de la ONU para la Población y la Infancia.

En el mundo, cada año quedan embarazadas aproximadamente 16 millones de adolescentes de 15 a 19 años, y 2 millones más son menores de 15 años.

Acercamiento a cada cantón

Este gráfico interactivo le permite conocer la realidad -en cifras- del embarazo de adolescentes en su cantón y compararla con otras zonas. 

¿Podría bajar más la tasa de embarazo adolescente?

Sí, es posible. En un pronóstico hecho para esta publicación -basado en el método estadístico de series de tiempo, modelo aditivo- las conclusiones muestran que los embarazos de menores de 19 años podrían disminuir hasta en 34% para el 2027 respecto de 2017. Claro está esa proyección depende de que se mantengan las condiciones histórica presentes hasta ahora.

En el gráfico se pueden observar los valores mínimos y máximos que podría alcanzar este pronóstico. Abajo, las barras evidencian que la maternidad adolescente podría reducirse a 18 embarazos por cada 1.000 jóvenes en el 2025.Es decir, 25 casos menos que a inicios de este siglo.

“Muchas jóvenes tienen que abandonar la escuela debido al embarazo. Como resultado, las madres adolescentes están expuestas a situaciones de mayor vulnerabilidad y a reproducir patrones de pobreza y exclusión social”
Marita Perceval
Directora regional de UNICEF

Metodología

Para este análisis se usaron las bases de datos de Nacimientos de Instituto Nacional de Estadística y Censos (para extraer la cantidad de nacimientos, según edad de la madre y cantón de residencia) También se utilizaron las proyecciones de población del Centro Centroamericano de Población (para calcular las tasas de maternidad por cada 1.000 adolescentes por cantón). Para seleccionar los 12 cantones donde fue más significativo el impacto de la baja en la maternidad precoz se consideró que la caída haya sido significativa entre los años 2000 y 2017 y que la misma se mantuviera a lo largo de todos los años intermedios a ambos extremos. Se utilizó la clasificación de adolescencia de la CCSS y de la OPS: menores de 19 años. 

Créditos:

Análisis de datos y diseño: Hassel Fallas. Gráficos: generados en Tableau Public. Fotografías: Pixabay, sitio web de la UNICEF y cortesía de Acción Joven. Fuentes: Instituto Nacional de Estadística y Censos, Encuesta Nacional de Hogares, Centro Centroamericano de Población de la UCR, Organización Mundial de las Naciones Unidas y entrevistas.

Todos los derechos reservados

2018

(Los artículos de La Data Cuenta son propiedad de su autora, Hassel Fallas. Si desea reproducirlos o hacer referencia a ellos, por favor cite la fuente original y vincule el link a su publicación).

Periodismo independiente basado en análisis de datos

Si continúa utilizando este sitio acepta el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar